AnaRosaSanfeliu

Opiniones personales publicadas y otros pensamientos

Guerras

Siempre parece que los muertos que salen por la tele se nos quedan muy lejos. Parece que aquellas bombas no llegan a afectarnos. De hecho, en la mayoría de los casos, ni dejamos la cuchara cuando por la tele nos desayunamos con el degollamiento de otro periodista a manos de los yihadistas.

Sin embargo, aquellas guerras nos hieren igual de gravemente. Es posible que no de manera física como una puñalada, pero sí en los bolsillos, que para el caso en un momento tan crítico como el que estamos pasando, es dramático en algunos casos.

Por un lado, sea donde sea la guerra; y tómese nota, en cualquier parte del mundo, a los que seguro les toca el gordo de esta mortal lotería, es al sector cerámico. Las redes comercializadoras y la necesidad de exportar como salida a la crisis, ha hecho que nuestras azulejeras vendan en cualquier país del planeta. Sobre todo, los menos avanzados, han sido en los últimos tiempos, los que más han reclamado nuestros productos para construir o recontruir sus países. Con lo cual, sea oriente u occidente, Ucrania o Siria, allí que vemos sufrir a azulejeros que ven como sus cargas peligran o lo que es peor, sus cobros se ponen en riesgo.

Y junto a nuestros empresarios cerámicos, ahora se juegan el tipo (como siempre lo han hecho), nuestros agricultores.

El campo valenciano se las ha tenido que jugar siempre contra los productos de países terceros, que no tienen controles fitosanitarios y que les superaban reduciendo el precio, porque el coste de producción y recogida también era menor.

Ahora, no contentos con esta competencia desleal, se ven vapuleados por una guerra no declarada que les ha herido de lleno.

Cada vez que las noticias sacan imágenes de un puesto fronterizo saqueado y civiles tiroteados sin escrúpulos, ahí que tenemos al “sinyó Pepe”, maldiciendo la suerte que tiene, que encima que no saca un duro de la naranja porque solo tiene gastos y el precio no repunta ni queriendo, encima, ahora, tiene que aguantar al impresentable de Putin, y los vaivenes de las ayudas de la Unión Europea. Que, para ayudas como esas, mejor me busco otros amigos.

En definitiva, guerras españolas sin trincheras pero con muchos heridos que son las que más daño hacen.

Un comentario el “Guerras

  1. Accidentes Bilbao
    1 octubre, 2014

    Tienes mucha razón Ana
    las guerra de a pie, las de día a día también son fuertemenente importantes. Y al final pagan justos por pecadores, como sí los agricultores que están mal pagados siempre y ahora sus productos prohibidos.

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 19 septiembre, 2014 por en Hablar por no callar y etiquetada con , , .

Mis tweets

A %d blogueros les gusta esto: