AnaRosaSanfeliu

Opiniones personales publicadas y otros pensamientos

Cantos de sirena

A pesar de que son muchos los casos en los que naturaleza del ser humano ya me ha demostrado su ruindad y su falta de razón y ética, todavía a veces me sorprendo al ver cómo la gente se deja seducir por ideas peregrinas y promesas imposibles. Y lo que más de duele es que estas personas ni siquiera recuerdan la experiencia que la historia nos ha dejado en herencia para saber cómo actúan ciertos ideólogos y qué se puede esperar de ellos.
​Andamos a vueltas ahora con la reforma de la ley electoral de Rajoy, donde el popular presidente pretende la sana idea de que quien consiga la mayoría de los votos sea quien gobierne en una ciudad. ¡Ojo, estamos hablando de que el más valorado por la gente sea el alcalde! Por eso flipo (y disculpen la expresión) cuando los que se anuncian como adalides de la democracia se opongan a dar valor a la mayoría democrática. Frente a eso, se propugna como “mejor” alternativa que tres, cuatro o cinco partidos minoritarios se repartan el pastel y gobierne a sorteo de quien sea la llave electoral que doblegue a la mayoría de los ciudadanos.
​A todas luces, esto me parece un engaño a los ciudadanos y a su derecho elemental del voto soberano. Si me pongo a pensar en que esas coaliciones que se suponen “amigas” entre sí, están formadas por socialistas, comunistas y otros extremistas de izquierdas, el amaño ya me parece mayúsculo. Si mi abuelo, socialista de Pablo Iglesias, (que no el de Zapatero que era de derechas), levantara la cabeza, les aseguro que la escondía rápidamente.
​El socialismo, que siempre ha demostrado una sensatez centrada a la izquierda, ahora, con tal de conseguir algunos sillones, se vende al mejor postor. A los comunistas y a los radicales. Hace unos días Antonio Lorenzo, socialista, historiador y ex-subdelegado del gobierno en Castellón en un post de su facebook recordaba el inicio de la segunda guerra mundial con la invasión de Polonia. Una acción y una guerra en la que Hitler se alió con los comunistas que no pusieron ninguna traba a la usurpación de Polonia. Que no pusieron ninguna traba al asesinato de millones de judios, que no pusieron ninguna traba a la ocupación de Francia por los nazis y que encima, son su lider, Stalin al frente, fueron más sanguinarios en Rusia que el propio Hitler en Alemania. Esos son los comunistas y los de ahora son herederos de esas ideas.
​Si a alguien ahora se le ocurre alabar al Franco, lo tacharían de bárbaro, y yo les apoyaría, pero si ahora, alguien alaba al comunismo, sea de Stalin o de Chaves o de Castro, entonces es guay y progresista. Solo espero que el PSOE se de cuenta del error en que está incurriendo, porque España necesita pluralidad, pero partidos fuertes y sensatos, que se sienten a dialogar y que encuentren soluciones para seguir adelante sumando. La pluralidad no es la alianza de la izquierda radical, es que izquierda y derecha no tengan más narices que negociar. Por eso el alcalde más votado, sea del PP o del PSOE, gobernando en minoría y teniendo que consensuar con su contrario siempre, será más provechoso que los rodillos de la izquierda manipulada por los radicales.

IMG_4521.JPG

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 7 septiembre, 2014 por en Hablar por no callar y etiquetada con , , , .

Mis tweets

A %d blogueros les gusta esto: