AnaRosaSanfeliu

Opiniones personales publicadas y otros pensamientos

Menú insensible

​A mediados de los noventa la sociedad se vio abatida por una ola de amarillismo y reality shows que acabó con dejarnos insensibles ante las hambrunas africanas y asesinatos como los de la niñas de Alcasser. Entonces, dieran las noticias que dieran en el telediario, no se perdía bocado. Ahora, la situación se ha recrudecido y permanecemos completamente insensibles con un menú diario que se compone de un primer plato de muerte, un segundo de violencia y un tercero de odio.
​Da igual que sea lunes que domingo, los telediarios comienzan siempre dándonos el parte del número de muertos a causa del Ébola. Y ya que estamos, les sumamos los que ya se nos había olvidado de malarias, y desnutrición. Este plato de caliente se adereza exquisitamente con imágenes de algún niño o anciano enfermo, desvalido y abandonado en mitad de una plaza que se va dejando morir, mientras sus compatriotas ni se acercan para no infectarse.
​Y nosotros decimos: que pena!, y seguimos comiendo.

​De segundo, en el menú aparecen de manera alternativa, las escenas de los bombardeos a Iraq, las masacres de palestinos en la franja de Gaza, los civiles ucranianos llorando por una paz y unas ciudades perdidas en una, como siempre, sin sentido, guerra civil, donde encima, el descerebrado de Vladimir Putin, ha pretendido entrar como una apisonadora tomando parte por un bando para sacrificar a un territorio que pretende recolonizar.
​Aquí, tras dar bocado, nuestro comentario suele ser: que lástima, míralos, ayer vivian en paz en sus casas y hoy salen al mercado y vuelven con un tiro en el pecho. Pobre gente, apostillamos, y seguimos comiendo.
​Ahí es ya donde entramos con el postre. Un fin de menú que se adereza de odio. Un odio presente en todos los platos del día y que parece ser el condimento esencial sin el que la la sociedad no sabe ya moverse. Tristeza de líderes de opinión que sólo pretenden conseguir el poder uniendo a la gente con el vínculo del odio.
​Es en este postre donde entra la parte política de los informativos. En esta delicatessen culinaria sólo encontramos independentista catalanes que intentan basar su política en el odio a España. En políticos de izquierda que solo saben buscar votos uniéndose contra un enemigo común, como consideran al PP; pseudopolíticos antisistema como Podemos, que se nutren del rechazo y odio a los que no piensan como ellos. Vaya desprecio que se gastan contra los que simplemente nos gusta vivir con las reglas del juego que nosotros mismos hemos creado.
Pero ante este postre lleno de rencor entre nosotros y antes del bocado final, no seremos capaces ni de decir: qué pena de país donde solo se sabe vivir contra otro, porque en ese escenario, estamos todavía demasiado ciegos. Así que, simplemente, seguiremos comiendo y odiando.

IMG_4277.JPG

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 22 agosto, 2014 por en Hablar por no callar y etiquetada con , , , .

Mis tweets

A %d blogueros les gusta esto: