AnaRosaSanfeliu

Opiniones personales publicadas y otros pensamientos

Gilipollitis

​Los tiempos avanzan que es una barbaridad, aunque siempre este dicho no corrobore que el avance sea para mejor. En demasiados casos estamos comprobando que, cuanto más evolucionamos, más gilipollas nos volvemos. Este síndrome del “gilipollismo de la modernor” nos llega de muchos aspectos, pero siempre ligado a la intolerancia.

​Por eso ahora, en el vocabulario progre de este gilipollismo está de moda ser antieclesiástico. Con lo cual, lejos de asumir que cada cual que crea lo que le parezca y no meterse con el que no cree lo mismo que tú, lo que hacen los enfermos de este síndrome es atacar a todo lo que suena a religión e Iglesia. Sin ir más lejos el flamante secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien en su discurso inaugural anuncia la ruptura del concordato (que mantuvieron Felipe González y Zapatero). El pobre, tan recién estrenado y anda ya enfermo de la gilipollitis moderna.

​Otros que llevan la enfermedad más avanzada son los progres que dedican su tiempo libre a acabar con las tradiciones de nuestra tierras.

Empezaron con el parany y no cejaron en su empeño hasta que han conseguido que los paranyeros se sientan proscritos en el monte. Ayer leía que por fin un juez de la Audiencia ha hecho un voto particular a favor de un paranyer. Parece ser que son pocos los que se han preocupado de saber que existen medios y formas de conseguir que la selección de aves al cazarlas se pueda hacer respetando las especies protegidas. Al fin un juez que no sufre de gilipollismo entre tanto progre ambiental.

​Aún así, la epidemia de la gilipollitis sigue acentuándose y en demasiados casos se hace crónica. Si no, véase el caso de EUPV y otros grupúsculos correligionarios que ahora danzan queriendo prohibir por ley los toros de calle. Otra de las tradiciones de nuestros pueblos a la que han amarrado su barrera destruccionista los extremistas. Una muestra más de la intolerancia izquierdosa que no es capaz de admitir que haya otros gustos y otras ideas que no sean las suyas y que ellos también pueden estar equivocados.

Aunque lo peor de todo esta por venir si no somos capaces de plantarles cara y defender lo nuestro, porque tan malo es el gilipollismo como el seminfotismo muy común también en nuestras tierras y culpable de no poner remedio a tiempo a tanta tontería.

20140802-003051-1851067.jpg

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 1 agosto, 2014 por en Hablar por no callar y etiquetada con , , , .

Mis tweets

A %d blogueros les gusta esto: