AnaRosaSanfeliu

Opiniones personales publicadas y otros pensamientos

Tarragona

Josep Felix Ballesteros

Josep Felix Ballesteros

Me desayunaba el jueves con una carta abierta del alcalde de Tarragona que dirigía al PP desde un medio, bien elegido por línea editorial y público. En ese escrito se incluían todas las argucias que a un responsable político se le pueden ocurrir para justificar lo injustificable y no decir las verdaderas razones de su postura.

No estamos en el mismo medio, ni le contesto desde el PP, sino como castellonense, porque aunque él hábilmente convierte en arma arrojadiza este proyecto, aquí, a quien daña su decisión de detener el corredor mediterráneo es a todo Castellón y de aquí, hasta Algeciras. Así que como castellonense no me resisto a matizar algunas cosillas, de esas que van a paralizar el tercer carril del corredor mediterráneo. Ya saben ustedes, una obra que para el tarraconense, parece ser poco interesante y que, de no hacerse, evitará la creación de 16.000 empleos y nuestra unión comercial directa de mercancías con Europa y que agilizaría todo el tránsito ferroviario. ¡Ahí es nada!

Habla el señor Josep Felix Ballesteros, en pura lección de hipocresía, de que el tercer carril supondrá que los viajeros no puedan acceder a la estación de Tarragona. Llega incluso a mentar a los discapacitados y su futura imposibilidad de acceder al tren, supongo que para tocar la fibra sensible en un juego de escasa catadura moral.

Digo esto, porque Tarragona, no está tan lejos de Castellón y algunos, hasta nos ha dado por ahí y hemos visitado aquella hermosa ciudad, que como tal es vecina y amiga. Por eso sé que la estación, permite tranquilamente y a pie de calle acceder a los andenes. Una estación que lleva años, décadas, combinando mercancías y pasajeros, sin mayor dificultad. Cosa que con este proyecto seguirá haciendo.ejes ferroviarios

Porque el tercer carril supone simplemente el cambio de las actuales traviesas y la incorporación de un nuevo rail interno a los dos actuales de ancho español. Porque los trenes internacionales europeos son más estrechos que los españoles y, por tanto, no cambia el ancho de plataforma. Si además, renuevan otras cosas, mejor que mejor, pero desde luego, en principio, no se añaden más carriles, ni desaparecen andenes, ni se anulan pasos, ni para discapacitados ni para otros pasajeros.

Otra cosa es, que tras sus argumentos mezclados con más dosis de política que de sensatez de la que piden los ciudadanos, no explique las causas reales de su malestar.

Así que, como les digo, ya que he visitado aquellas tierras, cuna española de una gran civilización y me he molestado en indagar un poco, les contaré que, es posible que lo que el señor Ballesteros no quiera es que los trenes de pasajeros se enlacen a la estación de Valls (estación del AVE) que, esta sí tiene más comodidades para todos los pasajeros, pero lamentablemente, está lejos de la ciudad. Eso significaría que los ciudadanos, comercios y negocios de Tarragona pasarían la mano por la pared, porque sus potenciales clientes, se alejarían de sus calles y establecimientos.tercer carril

Rebuscando brevemente en las hemerotecas de Tarraco, encontramos también que, las demandas reales del alcalde socialista de nuestra ciudad vecina, han sido en los últimos tiempos, que se construyeran nuevas pasarelas de peatones, que se colocaran pantallas acústicas y se alejaran las vías del anfiteatro romano. Es bien cierto que los ferrocarriles pasan cerca de los vestigios romanos, pero en las condiciones actuales, lleva la ciudad soportando los trenes y dando paso a los viajeros, más de un siglo. Con lo cual, me parece estupendo que reclame mejoras, pero que estas no sean las que condicionen la creación del necesario tercer carril.

Precisamente, Tarragona, no sólo ha aguantado estoicamente la actual estación con paso de trenes de viajeros y de mercancías durante años, sino que además, ha sido la única que no ha consentido que se eliminara el único cuello de botella del corredor mediterráneo moderno. Ese que ya une desde 1987 a Alicante con Barcelona y del que solo quedan por duplicar, casualmente, los 40 kilómetros entre Vandellós y Tarragona. Esa sí debería haber sido la prioridad de Tarragona en estos últimos 26 años. Pero eso ha pasado sin pena ni gloria, entre otras cosas, porque la zona industrial de esa ciudad sí estaba bien comunicada con su salida al puerto de Barcelona y a la frontera.

tren mercanciasLamento que, una vez más, los ciudadanos asistamos impotentes a las arbitrarias y dañinas decisiones de algunos políticos que, como nos descuidemos nos harán volver de nuevo a perder el tren del futuro. Sólo espero que sus compañeros de partido en esta tierra sean más sensatos y sepan discernir las verdaderas razones y las verdaderas necesidades.

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Mis tweets

A %d blogueros les gusta esto: