AnaRosaSanfeliu

Opiniones personales publicadas y otros pensamientos

Ni de coña

pactoAndan los periódicos, tertulianos y hasta las manifestaciones del primero de mayo a vueltas en los últimos días con la necesidad de que los dos grandes partidos políticos, PP y PSOE, pacten, al menos, los grandes temas de Estado.

Sería más que deseable que, un país como España, hiciera un alarde de sensatez. Que los partidos políticos negociaran y consensuaran las líneas de acción para paliar la crisis y que dieran ejemplo a los ciudadanos de que lo que está sucediendo no se lo cogen a broma y siguen pensando más en las urnas que en las personas.

Es decir, que además de dejarse ganar en la Europa League por los alemanes, demostremos que les sabemos observar cuando juegan bien, no sólo en el campo sino también en sus buenas costumbres de poner por delante al país y no a los intereses de partido.

RJ vs RBCSin embargo dudo mucho que esto suceda.

La mayoría anda arrogándose el argumento de que es “porque el PP no quiere”. Razonamiento, bastante manido y desgastado de la izquierda que lleva años bisiestos con la premisa de gobernar gracias al desgaste del PP y su aislamiento por parte de las facciones que se hacen llamar progresistas.

Nada de eso señores, aquí si alguien no quiere negociar, desde luego es el PSOE y en estos momentos, Rubalcaba, puesto que es él, a pesar de las discordancias internas, quien lo lidera.

Un Rubalcaba del que Iñaki Anasagasti en su libro “Extraños en Madrid”, publicado en 2007, ya contaba que lo había conocido en 1990 cuando era el número dos de Solana y que, ya entonces, su mayor objetivo era aislar al PP.

Si hay pacto, el PP no pierde nada, sólo gana. Conseguiría que las acciones tomadas llegaran a toda la ciudadanía con mayor apoyo de los dirigentes políticos, con lo cual serían mejor acogidos y de más fácil implantación y consecución de resultados.Rubalcaba twter

Si alguien piensa que el PP no pacta porque quiere llevarse todo el mérito, conoce poco la política. El enorme desgaste que está suponiendo asumir las decisiones difíciles, el PP ya lo ha cargado en sus alforjas. Probablemente la factura electoral será alta, pero en la desastrada España de malgastadores planes E que había, alguien tenía que poner orden.

Sin embargo quien pierde ante el posible pacto es Rubalcaba. Asume desgaste que no es suyo porque habría de respaldar recortes; se visibilizaría que estos lodos vienen del mal gobierno de ZP. Y encima le tocaría bajarse los pantalones de sus propias consignas de aislar al enemigo, con lo cual, mientras “la Valenciano” sale diciendo que el problema es que no les escuchan, Rubalcaba por detrás anda pensando. “¡ni de coña!”.

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 3 mayo, 2013 por en Hablar por no callar y etiquetada con , , , , , .

Mis tweets

A %d blogueros les gusta esto: