AnaRosaSanfeliu

Opiniones personales publicadas y otros pensamientos

Corazón que no ve

infantaAfirmar que la Infanta Cristina no sabía nada de lo que hacía Urdangarín es, poco menos que señalar que Fernández Toxo no sabía quien era Juan Lanzas y que en Andalucía se estaban realizando operaciones millonarias contra el erario público para abundar en las prejubilaciones de amigos y conocidos. Es casi tanto como decir que Felipe González nada sabía de Filesa o que el barman del Faisan solo ponía cafeses o 8 a 10 de la mañana.

Esta España nuestra, todos sabemos algo de alguien y en la mayoría de los casos, miramos para otro lado. Forma parte de nuestro ADN nacional. No nos extrañe que la corruptela y las malas prácticas afecten desde la Casa Real al minero, porque sólo habría que estar un poco atento para ver lo que sucede alrededor.

La mayoría de ustedes, sin ir más lejos, sabría cómo y dónde conseguir una dosis de cocaína cerca de su casa. Si le roban, por ejemplo, una bicicleta, no se preocupen, que hay personas que, por un módico precio, se la recuperarán sin problemas

El 99% de los españoles, si viene un fontanero a repararnos las tuberías, le pediremos que no nos haga factura, porque a nosotros no se nos devuelve el IVA, entonces, ¿para qué pagarlo?.Diapositiva1

Si este país de verdad tuviera un 26% de paro, en la calle habrían barricadas y por las esquinas, los niños reclamarían como aquellos antiguos niños del Congo, un mendrugo de pan.

El problema es que todo este tejemaneje que vemos y consentimos tácitamente, de cuando en cuando revoluciona los titulares de los medios de comunicación. Sobre todo, si el “pillado” in fraganti es del partido político contrario, de alguien a quien le tienes tirria, o de la Casa real si eres republicano.

Lo complicado ahora es ver la paja en el ojo propio. Ya nos gustaría a todos tener una tarjeta de crédito con 25.000 euros de margen como Barcenas o tener en casa la calderilla de 82.000 euros para gastos cotidianos, como tenía “el conseguidor” Juan Lanzas. Qué es más los 120 millones que se supone que estafó el caso Gurtel o los 1217 millones de euros que ha estafado el caso de los ERE’s fraudulentos. Todos estos casos tienen difícil justificación, es más, es imposible; pero según a quien preguntes, le parecerá peor lo que hacen los unos que lo que hacen los otros.

Pero aún así. A pesar de ver a nuestro alrededor como las instituciones y el valor de la honradez se desmorona, desde el rey al vasallo, seguiremos nuestra rutina de escandalizarnos con los demás y no ver ni sentir lo propio.

Un comentario el “Corazón que no ve

  1. Thank you a lot for sharing this with all people you really recognise what you are talking
    approximately! Bookmarked. Kindly also discuss with my site =).
    We may have a hyperlink exchange agreement between us

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 5 abril, 2013 por en Hablar por no callar y etiquetada con , , , , , .

Mis tweets

A %d blogueros les gusta esto: