AnaRosaSanfeliu

Opiniones personales publicadas y otros pensamientos

Indignada

 indignada-mafaldaCuando empecé a escribir este artículo, mi idea primigenia fue mostrar mi profundo desprecio al ver que, tras la “charlotada” de las elecciones italianas, la prima de riesgo española caía de nuevo y eso solo significaba que, en el resto del mundo, de manera injusta y lamentable, nos metían en el mismo saco a italianos y españoles.

El tópico de siempre: griegos, italianos, españoles, todos son lo mismo. Me encendía pensando que después de haber demostrado que sabemos salir de una dictadura y gestar una democracia desde cero, que hemos sabido hacer crecer este país hasta cotas impensables y que, aunque gracias a Zapatero, no hemos sabido mantener la herencia, ahora de nuevo, estamos siendo capaces de gestionar la salida de la crisis, con pasos, sacrificados, durísimos, pero firmes.

Lamentaba a todo esto cuando encima, había quien se frotaba las manos desde las filas de la izquierda y nos intentaba comparar con Bulgaria donde su gobierno había dimitido en pleno por los ajustes de la crisis. Como siempre sucede en España, nuestros enemigos los tenemos más dentro que fuera, con lo cuál, de nuevo a demostrar que ni por asomo somos Bulgaría, ni en nivel de vida, ni la calidad de vida, ni en derechos.

Y en esas reflexiones me debatía, cuando me da la puntilla el yernísimo del Rey y me devuelve a una triste realidad. No teníamos bastante con ver, cómo Urdangarín ha tejemanejado lo que ha querido estafando de manera millonaria a todo el que se ha querido dejar engañar, que encima, ahora, tiene la desfachatez de no pagar dos cuotas de su hipoteca. Una morosidad que su abogado disculpa diciendo que ahora no trabaja.

¡Vamos hombre!, como que no ha ganado a espuertas millones para él y toda su familia, como que ahora, no tenga ahorros para hacer frente a dos cuotas. O que su mujer, no le eche una mano y se haga cargo de los gastos; o su madre, o sus hermanos, o quienquiera que sea de su familia o amigos, como haría cualquier hijo de vecino de este país, donde hay casi 6 millones de parados y en muchas familias que no entra ningún sueldo, siguen afrontando sus obligaciones.

stephane hesselUna vergüenza, que haciendo alusión a lo que el difunto Stephane Hessel decía, es motivo para indignarse y pensar que al final, sin querer, este país sigue siendo de pandereta.

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 5 marzo, 2013 por en Hablar por no callar y etiquetada con , , , , , .

Mis tweets

A %d blogueros les gusta esto: