AnaRosaSanfeliu

Opiniones personales publicadas y otros pensamientos

Pájaros en mano

pajarillosNo conozco a nadie, absolutamente a nadie, que cuando le proponen que pagarle en efectivo diga que no quiere el dinero y que exija hacer factura. Es más, que pida por favor declararlo a hacienda. Al menos no en España. Aquí en este bendito país, a parte de la tortilla de patatas y los toros, lo más característico es la picardía. Díganselo sino al Lazarillo, que era de Tormes, como podía haber sido de Sabadell.

Por tanto, no se de qué andamos todos extrañados de los titulares que últimamente inundan los medios de comunicación. Y no quiero referirme a Barcenas, al hijo de Pujol, a los acólitos de Duran i Lleida consumiendo subvenciones, o a los mismísimos trabajadores de Arturo Fernández.

Éstos últimos con más guasa, si cabe, ya que anuncian que han cobrado no se cuanto dinero en B y durante cuanto tiempo. No entraré a enjuiciar si los hechos son ciertos o no. Lo que si desprecio es ese comportamiento de parar la mano, no decir ni mú, mientras me hinchen el bolsillo, pero intentar sacar rédito (dinerario o sindical) de un dinero, que ellos mismos tampoco declararon ante el fisco. Que les recuerdo que somos todos.

Esto empieza a ser demasiado triste. Si en este país, tuviéramos el 26% de paro que muestran las cifras oficiales, en la calle se quemarían los contenedores y andarían por los rincones, muertas de hambre, hordas de obreros poniendo la mano para recibir un chusco de pan. El problema es que, en este país cuando se pone la mano, desde el aristócrata, hasta el fontanero, lo que se espera recibir es dinerito contante y sonante.

oajaro atrapado

 

No en balde, la primera pregunta al llegar el susodicho fontanero a tu casa es:  ¿de esto no me ha

rás factura, verdad?

Entre otras cosas, porque el iva pagado, la señora ama de casa no se lo descuenta ni desg

rava.

Y tras él, los mecánicos, las señoras de la limpieza y hasta los médicos, que aún no conozco a ninguno que de primeras te lance el cobro con factura. Por no hablar de los que no se ponen dispositivo de pago con tarjeta para que no tengas más narices que pagar en efectivo y, por lo tanto, no facturar.

En definitiva que más o menos tenemos lo que sembramos y que aún no conozco español que rechace nuestro castizo pájaro en mano.

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 18 febrero, 2013 por en Hablar por no callar y etiquetada con , , , .

Mis tweets

A %d blogueros les gusta esto: