AnaRosaSanfeliu

Opiniones personales publicadas y otros pensamientos

Chapa y pintura

concentración día de la constituciónNi que decir cabe que el proceso de transición de la sociedad española ha sido un ejemplo para el mundo entero. Y que fruto de aquel alarde de generosidad política, sensatez y ganas de salir adelante, nuestro país consiguió dejar atrás una guerra, aunque algunos se empeñan en mantener viva en el subconsciente de la gente cuando debería estar ya solo en los libros de historia; dejar atrás 40 años de dictadura y dejar atrás el ostracismo y el temor al ridículo de un país, que tenía mucho que aportar. Que sigue teniendo mucho que decir, sigo creyendo al menos yo.

Aquel proceso de transición se materializó en un documento. Apenas unos papeles. Papeles sufridos que contienen las normas que han mantenido la paz social durante los últimos 34 años. Nuestra constitución.

Pero como el amor de un matrimonio que se ha de cuidar día a día y que pasa de la pasión desmedida, la atracción carnal, al amor calmado, al cariño y al respeto, también nuestra Constitución, necesita un poco de mimo.

Vivimos en un momento convulso, sin entrar en detalles de cómo hemos llegado hasta él. Pero abiertos tenemos, una crisis económica, una sociedad del bienestar que se derrumba con pobres de los de verdad, de los que pasan necesidad. Tenemos un sentimiento, nos guste o no, de territorios que, bien por cultura o por ideología, necesitan una resolución de calma. Tenemos unos partidos políticos que han caído en demasiadas ocasiones en lamentables y vergonzosos episodios de corrupción. Tanto unos como otros y sin excepción de grandes o pequeños. El poder corrompe y España es el más claro ejemplo de esta máxima.

Y podría seguir enumerando un buen rato más, porque todavía deberíamos hablar de la Corona, de la sucesión, del papel de las instituciones gubernamentales, y suma y sigue.

El genial dibujante Forges nos ofrece su visión sobre la constitución Española

El genial dibujante Forges nos ofrece su visión sobre la constitución Española

Los tiempos cambian, y las leyes es necesario que lo hagan también, aunque lo deban hacer por mayor protección de los ciudadanos, más poco a poco, más meditadas, más maduradas.  Por tanto, la Constitución necesita también un poco de chapa y pintura. “Un pensament”, como decimos en estas tierras.

El planteamiento no es sólo de esta pluma que escribe, sino muchos que llaman a esta etapa la segunda transición. Solo espero que sea posible y que se haga todo lo más diferente que se pueda de cómo han gestionado temas parecidos, como el estatut o el federalismo. Solo espero que aprendamos de aquellos constitucionalistas (incluidos vascos y catalanes) que demostraron que somos capaces de hacer de esta tierra en que vivimos, algo grande.

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 7 diciembre, 2012 por en Hablar por no callar y etiquetada con , , , .

Mis tweets

A %d blogueros les gusta esto: