AnaRosaSanfeliu

Opiniones personales publicadas y otros pensamientos

Falta amor

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estamos en una época de conflictos, enfrentamientos y fragmentación social. Sin embargo, como contraposición creo que es el momento histórico en que más amor necesita la gente. Cada día, salimos a la calle, guerreados y predispuestos a que, por menos del canto de un duro, le digamos al vecino del mal que se tiene que morir. Pero, por el contrario, cuando llegamos a casa, puestos delante de la pantalla del ordenador y ante un mundo abierto e impersonal, como por ejemplo, un muro de facebook, nos liamos a frases grandilocuentes de cariño porque realmente, necesitamos amor.

Es casi como una exculpación de nuestros pecados. Por protestarle al que conducía a nuestro lado e iba lento. Por gritar contra los recortes contra el gobierno. Por escupir exabruptos de nuestro compañero de trabajo. Por vilipendiar a ese amigo que nunca cumple. Por eso y mucho más, entramos en el nuestra red social preferida y decimos, todo lo bello que es el mundo al que minutos antes denostábamos. Recordamos lo maravillosos que son nuestros padres, hermanos y hasta los primos. Oda al amor en un click, cuando somos incapaces de reproducirlo en nuestra conducta convencional.

Es triste. Es muy triste que en el día a día, seamos monstruos de lengua viperina y que el sufrido, que no anónimo, muro del facebook, se convierta en nuestro particular muro de las lamentaciones.

Tal vez al revés, nos fuera un poco mejor a todos. Si supiéramos hablar en lugar de enfrentarnos para llegar a soluciones constructivas, funcionaría todo mejor. Supongo que es tan utópico como cualquiera de las frases que repetimos cada día en twitter o google plus.

Esta sociedad adolece del complejo de Dr Jekyll y Mr Hyde, ofreciendo al resto de humanos la peor de nuestras caras y reservando para nadie, nuestro lado gentil. Pero es que hemos estado, y estamos, sometidos a una dura etapa de visceralidad y recuperación de los instintos animales. Porque, cuando la razón no es suficiente argumento para conseguir cambiar la opinión de alguien, lo mejor es recurrir al hígado. Es más fácil fomentar el odio que el amor. Odiar es sencillo. A quien no piensa como yo, lo odio y ya no tengo nada más que hacer con él, que odiarle.

Pero amar es muy complicado. No solo significa querer. No solo es una entrega solidaria de voluntad, sino que también significa aceptar que quien tienes enfrente puede ser distinto a ti, puede pensar diferente a ti, puede querer hacer cosas contrarias a las que tu pretendes. Amar, o querer, que no sólo es para las parejas, sino también para amigos y conocidos. Practicarlo significaría hacer un ejercicio de tolerancia y sacrificio de comprensión que podría aplicarse a la familia, a la empresa, la política, o los negocios. Pero esto lejos, del facebook, creo que es mucho pedir.

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 23 noviembre, 2012 por en Hablar por no callar y etiquetada con , , , , , .

Mis tweets

A %d blogueros les gusta esto: