AnaRosaSanfeliu

Opiniones personales publicadas y otros pensamientos

Real Youtube

Internet ha cambiado el mundo y las relaciones que tenemos entre las personas.  De eso no cabe duda. La temida globalización es cada vez más real y ante ella solo podemos actuar, como dice el refrán “uniéndonos a ella” porque en este caso el enemigo es más fuerte de lo que parece. A las nuevas tecnologías no hay que temerlas, pero tampoco menospreciarlas.

Los ciudadanos, las personas, las empresas y las instituciones ya están ahí, con lo cual, no es que sea imprescindible estar, pero sino nos incorporamos a esta nueva forma de comunicarnos, podemos quedar apartados de muchas oportunidades.

Sin ir más lejos, anteayer su Majestad el Rey, grabó su primer vídeo en exclusiva que se difundió por internet a través de youtube. El monarca, ya utilizó criterios internautas al lanzar su mensaje de disculpa a todos los españoles cuando salió del hospital tras su accidente en la cacería de elefantes, lanzando un mensaje en 140 caracteres, los mismos que se pueden utilizar como máximo en twitter.

Ahora las formas de llegar a los ciudadanos y de que los ciudadanos lleguen al resto de gente cambian. Nadie sabe dónde nos puede llevar esta deriva, porque nadie imaginaba que ahora no pudiéramos ni vivir sin un móvil o sin contar en el facebook donde estamos o qué hacemos.

Las redes socializan, acompañan, enseñan a conversar y nos acercan. Es la parte positiva. También son capaces de hundir a una empresa o acabar con la reputación de una persona, incluso con falsas acusaciones. La foto de los tiburones en el metro de Nueva York nos muestran como ejemplo de que la mentira está demasiadas veces cerca.

Obama casi debe su llegada a la Casa Blanca a internet, ahora, el martes tiene una nueva cita y no sabemos si la red lo está tratando tan bien. Los tiempos pasa demasiado deprisa y la política no siempre acierta con el uso de las redes sociales. A los ciudadanos no nos interesa tanto saber con quién se reúne el político sino conocer los entresijos de su pensamiento o su acción. Además, los políticos on line pecan de nuevo de los errores antiguos: hablan, hablan pero pocos escuchan y menos aún son los que contestan.

Sin embargo, las redes están siendo el punto de inflexión para una sociedad que no se acalla con facilidad. En las redes la gente habla, critica y aporta. Quien no escuche se quedará tan marginado como quien no está en la red. Pero cuidado porque la red es muy exigente: pone a todas las personas al mismo nivel, cualquiera puede acceder a cualquiera. Hasta el Rey se ha dado cuenta.

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 8 noviembre, 2012 por en Comunicar para ser y etiquetada con , , , , , , .

Mis tweets

A %d blogueros les gusta esto: