AnaRosaSanfeliu

Opiniones personales publicadas y otros pensamientos

Los mismos

Esta frase es muy de la actualidad española de los últimos años y se  utiliza indistintamente para decir que en nuestros ahorros y en las medidas financieras siempre acaban ganado los mismos (los bancos) cuando ahora las empresas han de pagar todas las facturas por domiciliación bancaria. Son los mismos bancos los mismos que reciben siempre las ayudas que luego no transmiten a los usuarios y los mismos que pueden cambiar las condiciones de un contrato o hipoteca de manera unilateral.

También utilizamos los mismos para hablar de las subidas de impuestos, porque siempre los más paganos son los que tienen solo un sueldo, los que declaran todo al fisco, los que no pueden meter su dinero (porque es poco) en paraísos fiscales o poner su residencia en Andorra. Esos mismos, somos los que acabamos aflojando el bolsillo.

Pero ahora nos ha caído una de las aseveraciones más bochornosas que podían acompañar a los mismos con el tema de los recortes.

Los que ahora están jubilados, más o menos, mis padres y su quinta. Son los que vivieron la posguerra de las necesidades. Los que han sabido ahorrar peseta a peseta. Los que han conseguido el poquito patrimonio que tenemos las familias medias-bajas. Los que dijeron, mis hijos no pasarán lo mismo que yo aunque me quite de comer. Los que sacrificaron todo por dar carrera a sus hijos (y es mucho, porque una universidad para una familia en la que entra un solo sueldo, es privarse hasta de tomar café en el bar, cosa que ahora no se priva nadie aunque esté en el paro ).

Son los que cuando llegan a la jubilación tienen el cuerpo “cascao” de tanto trabajar. A los que ahora les sale todo: Cardio, reuma, artritis…

Son esos que con la conciliación familiar y laboral, de abuelos han vuelto a ser “padres” de sus nietos. Están siendo el único respaldo de muchas familias jóvenes para hacer frente a sus hipotecas a costa de sus pensiones.

A esos, que saben lo que vale un peine. Lo que saben lo que significa guardar y ahorrar. Los que se merecían una jubilación tranquila porque de verdad se la han ganado.

 

A esos, Zapatero les congeló y bajó las pensiones y ahora, aunque sea poco, a esos, a los mismos, a los de siempre, les toca pagar también hasta las medicinas. La vergüenza no es del gobierno sino de nosotros, su segunda generación, que no hemos tenido narices de defender sus valores y su herencia.

Dame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 20 abril, 2012 por en Hablar por no callar y etiquetada con , , , , , , .

Mis tweets

A %d blogueros les gusta esto: